INFUSIONES DE FRUTAS: REFRESCANTES Y SALUDABLES


Cuando llega el calorcito siempre nos preguntáis por nuestras infusiones de verano, ¿Cómo se preparan?, ¿Qué propiedades tienen?, ¿Pueden tomarlas los niños?...Hoy os contestamos a todas estas preguntas y os damos nuestras mejores recomendaciones y recetas, ¡vamos allá!

 

Las Infusiones de Frutas son exactamente eso, pequeños trozos de fruta deshidratada, normalmente acompañada de pétalos de flores ( encargadas de aportar el color a la infusión), hierba de limón, hojas de menta...Todos ellos, ingredientes sin teína, pero ricos en vitaminas y excelentes para conseguir una buena hidratación en los días más calurosos del año.

Todas estas cualidades las convierten en una bebida apta para toda la familia. Son ideales para aquellos que quieren prescindir de la teína, pero quieren disfrutar de infusiones complejas y variadas. Sus colores vibrantes y su sabor afrutado, resulta muy atractivo para los peques de la casa como alternativa saludable a los refrescos industriales.

 

¿Qué propiedades tienen?

 

Comparten en gran medida las propiedades de la fruta que contienen, así que normalmente poseen un alto contenido en vitaminas, así como zinc, potasio y una buena dosis de antioxidantes. También son diuréticas, ayudan a eliminar toxinas y refuerzan el sistema inmunológico. Las infusiones que contienen piña, como nuestra Infusión Piña Colada, son especielmente eficaces para reforzar dietas detox. También puedes encontrar mezclas novedosas y muy especiales que por su formulación poseen otras cualidades, por ejemplo nuestra Infusión Lavanda Relax, que resulta ideal para aquellos que sufren problemas para dormir o para relajarse. Reúne el sabor delicado y dulce de la fruta al que se le añade el poder de la aromaterapia, a través de los beneficios del aceite esencial de lavanda.

 

Variedades y Preparación

 

Las variedades de sabor y color son interminables. Como apuntábamos anteriormente, su variado e intenso  colorido viene determinado en gran parte, por los pétalos de flores que forman parte de su composición, así los pétalos de hibisco, proporcionan una hermosa coloración rojiza y un refrescante sabor agridulce, muy típico de éste tipo de infusiones (puedes encontrarlo en la infusión Frutas de Bosque), pero ¡hay más! infusiones con flor de cártamo de colores anaranjados, y la siempre sorprendente Blue Butterfly o clitoria ternatea, que no solo aporta un impresionante color azul , sino que es rica en antioxidantes y relajante.

 

Todas son excelentes para consumir tanto frías en verano, como calientes frente a la chimenea en invierno, en cualquier momento del día ...o de la noche (úsalas para dar un toque divertido a tu gintonic de siempre ;)

 

Se pueden conservar en la nevera durante todo el día, y así tenerlas a mano para hidratarnos de manera deliciosa.

 

Su preparación es muy sencilla:

 

Para preparar en caliente: Añade 5 g de infusión de frutas en una pequeña cantidad de agua (100 ml) a 100º, deja que repose entre 5 y 10 minutos, añade hielo y remueve para que se iguale la temperatura. (Recuerda que si quieres añadir azúcar, debes hacerlo en la infusión caliente, ya que en frío no se disuelve).

 

Si no tienes prisa por tomarlo, puedes infusionarlo en frío, dejándolo un mínimo de 20 minutos, o mejor aún, toda la noche en la nevera. En éste caso, añade 5 g de infusión de frutas a 200 ml de agua.

 

Sirven también para elaborar smoothies y batidos, mezclando con hielo y añadiendo un chorrito de leche o bebida vegetal e incluso, se pueden triturar con yogur una vez infusionadas! y tú, ¿qué locuras haces con tus infusiones de frutas? Nosotras estamos a punto de usar los posos para hacer un plum cake al más puro estilo inglés!

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Rosi (viernes, 16 julio 2021 16:15)

    Las acabo de descubrir y estoy encantada. Últimamente me llevo al trabajo la de arándanos y vainilla que con hielos está deliciosa, seguiré probando más variedades! Muchas gracias por la info!