El más famoso incienso indú es una mezcla de flores, especias y resinas enrolladas a mano.

Sus aromáticos ingredientes naturales proporcionan una atmósfera tranquilizante que ayuda a la meditación.